La izquierda patriarcal

Tenemos una izquierda patriarcal. Esto es así no solo porque el patriarcado nos atraviesa a todo el mundo (argumento en camino a ser un cliché) sino porque la izquierda tiene prácticas patriarcales.

Con esto me refiero a mucho más que a ocasionales dichos y hechos machistas por parte de sus militantes y dirigentes, sino a una estructura que reproduce al patriarcado al interior de la organización.

Esta estructura se nota mucho cuando las denuncias de abuso sexual y violencia de género son tratadas igual que en la sociedad burguesa: con sospecha sobre la víctima, con descreimiento porque el acusado es “compañero”, a la defensiva por lo que dicha denuncia dice de la organización y de quienes la componen.

Si una organización garantiza la impunidad de los abusadores en su seno debe ser castigada con un escrache público, igual que cuando denunciamos -sin vacilar- los abusos ocurridos dentro de la Iglesia o por miembros de la misma.

La política de “control de daños” que algunas organizaciones realizan no es eficaz ni revolucionaria. No es revolucionaria primero porque la principal preocupación es preservar la estructura de la propia organización, quedando atrás su misión -supuestamente- transformadora. Segundo porque conlleva una falta de solidaridad con las víctimas. Cuando no se logra callarlas o aislarlas para que no hagan pública la acusación (y esto se ha intentado con no poco éxito), la organización recurre a apartar al acusado pero tratando de que todo quede bajo la alfombra así la imagen de la organización es afectada lo menos posible. No es eficaz porque los abusos volverán a suceder, tal política no sirve para prevenirlos.

Sabiendo que ni la impunidad ni el control de daños son políticas a seguir, ¿cuál entonces? La que aparece como alternativa, en lo inmediato, es el castigo y el escrache a los abusadores. (Hablo de “lOs abusadores” no porque niegue que las mujeres puedan abusar, tampoco niego que los varones puedan ser abusados, pero la dinámica a groso modo es la de la violencia patriarcal en dirección varón->mujer.)

Sin embargo este punitivismo justificado con argumentos antipatriarcales tampoco es suficiente si el castigo a los abusadores se pone encima de la solidaridad con las víctimas y de un programa de transformación de las relaciones sociales y de las maneras de ser para erradicar este tipo de violencia.

Hay que ir, sin embargo, más allá en la crítica del punitivismo que generalidades sobre la “reeducación”. Porque allí se corre el peligro de que al mismo movimiento de mujeres se le asigne la responsabilidad de “reeducar” a sus (potenciales) victimarios.

Ya existe el suficiente conocimiento científico sobre la violencia de género para aplicarlo en políticas partidarias permanentes de educación y prevención. La educación sexual integral cuya aplicación se reclama al Estado en las escuelas se puede y se debe realizar en el seno de los partidos. Esa es la solución a largo plazo.

La lucha contra el patriarcado tiene que formar parte del programa del partido pero además no debe ser algo que quede en discursos o principios enumerados, debe estar expresados en políticas permanentes al interior de las organizaciones. Los militantes varones no van a desaprender el machismo que llevan adentro solo mediante lecturas y adhesiones a principios, es un trabajo permanente de educación y también de autotransformación (mediante grupos de varones).

Una organización es revolucionaria no solo por el programa de transformaciones que levanta para la sociedad, lo es si promueve el desarrollo revolucionario de sus integrantes. Para las mujeres y otras identidades oprimidas, ese desarrollo consiste en empoderarse. Para los varones, consiste en modificar su masculinidad. Mientras esta segunda mitad del programa revolucionario antipatriarcal sea ignorada o delegada en el feminismo, seguiremos con estos problemas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s